viernes, 5 de febrero de 2010

Mi primera carta de Amor

Ángel mío:



Estoy aquí....frente a ti, contigo.


Podría decirte cuánto de grande, bueno y emocionante tienes para mí.


Podría alcanzar tus oídos y en voz queda y sincera darte las gracias más sentidas de mi corazón por hacerme ver que siempre se puede querer más, que nunca es la última vez para entregarlo todo, para desdoblarse en acciones y sentimientos por personas especiales como tú.


Podría, con la fidelidad de mis pupilas y la eternidad de mi cariño, abrazarte, refugiarme en tus brazos y amarte una y otra vez con la desbordadote pasión que vive en mi alma por ti…pero tengo que venir aquí, a la hoja en blanco, a las palabras en molde del ordenador a dejar esta hilera de pensamientos para que ni el mismísimo olvido, ni la mismísima muerte apaguen mis afectos por ti y enmudezcan este cariño que te profeso, esta ilusión incalculable que has podado en mi alma.


Podría hablarte de tantas cosas...de las veces que surcas fugaz mi pensamiento y de las otras en que te enseñoreas ante todo lo vanal y lo superfluo; de las sensaciones que aún sin tocarte he logrado sentir; de mis noches de insomnio; de las ocasiones en que he añorado una noche que pasar a tu lado para conocer a qué saben estas ganas de ti, esta necesidad de tus besos, esos imaginarios que te doy tras cada despedida; esos que desconozco.


Podría hablar de las veces que sonrío por las calles; como si el hecho de verte por cualquier parte de mi ciudad no fuera una ilusión, sino una realidad misma-tan objetiva y clara como los sentimientos que despiertas en mí.


Podría hablar de muchas cosas: de las veces que te repito en el sexo; de tantas imágenes y gestos nuestros que aún sin haber sido resultan ya tan familiares … Podría hablar de cuánto quisiera pasar a tu lado; de mi disposición de darte todo hasta quedarme sin nada, a riesgo de dejar de ser yo y ser tu propia sombra, o yo, proyectada en cada uno de tus pasos; de mi intensión secreta de eternizar tu sonrisa, esa que espero robar una y otra vez sin que te des cuenta.


Podría hablar de tantas cosas…pero ¿sabes? Serían solo palabras y tengo más que palabras y sueños para ti.
                             Anaisis Hidalgo Rodríguez


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Plantilla original blogspot modificada por plantillas blog